abril 16, 2013

Arleth de la Garza 6


Julio 16, 2012

Que noche, una nota mas  a mi Requiem... Lucrecia, si pudiera odiarte lo haría, pero la sangre es mas densa que el agua y los lazos que nos unen lo evitan, dices que tu único deseo era mi bien ¿mi bien? ¿condenar mi alma a esta danza macabra es mi bien? ¿llenar de pesar mi corazón es mi bien? dijiste que te alejaste para evitar que los vástagos dañasen a la familia... cuando la maldición del vampirismo cae sobre una si no se es capaz de proteger a la familia hay que alejarse de ella, yo lo hice, pero tu presencia, tu regreso solo hizo que mi amado padre (¿lo amaba?¿lo respetaba?¿le temía? es confuso, no lo recuerdo del todo) muriera y no puedo ir a su tumba a llorar ¿cómo hacerlo? me gustaría poder llora como antes, que las lágrimas se llevasen todo el dolor pero solo unas gotas carmesí salen de mis ojos, es... desconcertante y una clara muestra de la condena sobre mi alma.

Lucrecia, sigues creyendo que mi desdén es por tu ausencia en mi infancia, no te conocí entonces, llevé flores a tu tumba y sí, me hizo falta una madre, pero ese dolor quedó en el pasado, aprendí a vivir con él... lo que siento por ti es por el hecho de que tu capricho de tener a tu hija a tu lado llegó al punto de la condenación de mi alma, claro mi cobardía ante la muerte es también una razón, debí recordar que esta existencia terrenal es la falsa, es solo un espejismo y que la Gloria de la Otra Vida se me prohibiría al temer a la muerte del cuerpo.

El chiquillo de Alejandro me preocupa, es fácilmente influenciable, puede ser una eslabón débil en esta ciudad, espero la sangre que ahora corre en sus venas le de la fuerza de espíritu que necesita y que no tome decisiones a la ligera... maldigo a esas brujas,, tuve que dejar de lado mis creencias por ellos, cada palabra que dijeron estuvo bien sustentada y no tuve mas opción que ceder sus peticiones, maldigo la debilidad y estupidez el sheriff, ¿serán la causa de que el Cardenal me vea con desconfianza? yo cumplí con mi deber hacia la la ciudad, pero ¿qué es mas importante? ¿mi deber hacia la ciudad o mi deber hacia mi fe? avus, tus palabras me serian tan útiles ahora.

Dios, muéstrame que camino debo seguir, muéstrame a traves de las enseñanzas de Longinus tu sabiduria para esta alma condenada que ha perdido el camino...

No hay comentarios: