abril 16, 2013

Arleth de la Garza 17


[La letra se ve muy cuidada y pulida, es la misma que de otras entradas... en un principio, conforme avanza la entrada a letra va haciéndose menos cuidada y más tensa]

Hay tantas cosas que escribir esta noche, definitivamente fue de pecado y perdición... mi alma, o lo que quedaba de ella temo se perdiera para siempre, que la lejana esperanza de una redención se convierta en un pozo obscuro lleno de podredumbre y caos y odio, todo lo que es él... y a quien no puedo más que adorar.

Un demonio es dueño de mi sangre ahora, un demonio que viene ¿siguiendo? a quien ahora se nombra mi príncipe... un príncipe que tiene la fuerza para gobernar, fuerza de la cual yo carezco y ante la cual deberé ser todo lo que nunca he sido, para que los vástagos que me prometí proteger no sean más dañados.

En una noche he perdido todo, me encuentro abajo, muy abajo, y estoy sucia y manchada, usada... violada...

[la presión de la pluma en las hojas aumenta, algunas manchas de sangre empiezan a verse sobre la hojas]

No, no lo deseo, no como deseaba ser tuya Dag.., no no debo escribir tu nombre... se que es la sangre que me lleva sentir lo que siento...., pero yo se que antes te perteneció a ti y fue dada  voluntariamente así como fue tomada.

Mi ángel caído, ¿cómo llamarte ahora? ¿por tu nombre?... ni siquiera me creo capaz de tener el valor de verte a la cara, ese rostro que...

Y ellos se han llevado a mi familia, tomaron su corazón y lo destrozaron y yo solo fui una espectadora...

Han violado mi alma, mi sangre... todo lo que soy...

Divinidad, sé que sabrás perdonarme y guiar mis pasos.

No hay comentarios: