septiembre 07, 2011

Hablemos de Latinoamérica

Ser estudiante de la carrera de Estudios Latinoamericanos es una lucha constante contra muchas cosas y que  empezó con un enfrentamiento con los mismo compañeros, pero de una manera unilateral ya que ellos estaban llenos de prejuicios de clase (si vistes de tal o cual forma o vives en tal o cual rumbo no puedes entender la lucha de clases) de gente que yo considero (también prejuiciosamente si quieren verlo así) resentidos sociales. Durante mi estadía en la carrera y estando en contacto con mis compañeros diariamente llegué a la conclusión de que si varios de ellos hubiesen nacido en una familia acomodada serian mas burgueses que mis compañeras del colegio religioso, su llamada "consciencia de clase" no es mas que una muestra de que desean: lo que tienen los ricos y el papá gobierno tiene la obligación de dárselos sin tener que dar nada a cambio (y ni pensar en pagar impuestos), creyendo que la gente (cualquiera) que tiene mas que ellos o sus familias lo obtuvieron robando, cuando la realidad es que detrás de una casa bonita, una educación en colegio privado o ropa de almacén de prestigio puede haber largas horas de jornada laboral, tragarse el orgullo para poder seguir llevando comida a la mesa, dejar buenos puestos para evitar ser obligados a caer el la corrupción, claro que no toda la gente que tiene cosas lindas es honesta, así como todos los pobres lo son... pero no hablemos mas de mi experiencia por el CELA de la UNAM, hablemos de América Latina, creo que el primer problema al que nos enfrentamos es definir el espacio y no lo voy a hacer aquí, no es mi deseo entrar en un debate geográfico/político/ideológico porque es complejo hacerlo, pensadores mas capaces que yo murieron sin poder hacerlo y otros tantos pasan noches en vela haciendo ensayos sin conseguirlo pero alguien se encargó de hacer "La nueva narrativa hispánica de América (en más de 100 aforismos, casi tuits)" .

Por ahí dijeron "No hay oficio mas noble que el estudio de Latinoamérica" y si que requiere nobleza, pero también requiere hacer de tripas corazón debido a tanto abuso por parte de las tiranias, violaciones a los derechos humanos, golpes de estado (de uno de ellos hableré en mi próxima entrada). Hasta entonces.