diciembre 14, 2008

Epitafios

No, no y no tiene que ver nada con la serie (que ni he visto, pero se que se llama así), pero alguna vez ¿se han puesto a pensar en lo que dirá su lápida?; esta el clásico "Amada esposa y madre" "Fue amado y será extrañado" -¿oh han visto alguna tumba que diga: "El que aquí yace fue un reverendísimo hijo de puta"?- y frases del estilo; claro si eres famoso y original puedes exigir que tu tumba diga algo diferente y original, pero para nosotros los simples mortales no hay muchas esperanzas... a menos que pongamos en nuestro testamento condiciones para heredar (hasta donde tengo entendido en México las condiciones no pueden incluir pasar la noche en la casa embrujada de nosequien o heredar animales o personas que no sean parientes en algún grado) y que una de ellas sea exigir que en nuestra lápida (si decidimos ser enterrados) o en la plaquita de identificación (en caso de ser cremados) diga algo que nos agrade.

Lo que dirá un epitafio es importante pues después de muchos siglos algún historiador ocioso se pondrá a leer lo que dicen las tumbas para saber como era nuestra sociedad (es verdad, los historiadores somo de los seres humanos más metiches y poco respetuosos por la privacidad de las personas, o al menos de las personas muertas) y así obtener una linda calificación para el final de su semestre... y lo único que obtendrá serán dos cosas: fechas y datos neutros y un montón de bonitas palabras sobre el difunto que será en ese momento solo un montón de huesos sin gusanos.

Debo aclarar que no estoy pensando en morir o nada por el estilo, es solo que me encontré una canción (de Voltaire, una vez más) y una de sus estrofas me gustó, es sencilla, no pretenciosa y puede asumir hasta el momento lo que hecho de mi vida y que espero seguir haciendo.

I've been a sinner.
I've been a saint.
Done both good and evil deeds.
Oh, but in the end, I was good to my friends
and that's good enough for me.

Aurelio Voltaire Hernández

Quiero escribir pero me sale espuma

Sí, copié el titulo del segundo libro de mi tío ¿y? ¿so fuking what? la cosa es que la anécdota es simple... realmente es mi deseo hacer una entrada, al menos, cada semana, pero mi pobre y atrofiada imaginación (nunca, pero nunca tomen una clase que se llame "Subdesarrollo y Dependencia") no da para mucho, de hecho hacer cada entrada se va convirtiendo en un suplicio y más cuando veo la calidad de las de ustedes mi pocos seguidores... digo, se toman unos minutos de su vida para leerme y la neta creo que no es la calidad que se merecen, mi único consuelo es que hago esto con aprecio por ustedes.

Espero sepan comprender a esta blogera que tiene todo el entusiasmo, pero una carrera que se quedó en los ´60 le ha matado el duende de la creatividad, espero después de estas navidades (¿por qué navidades?, según yo solo hay una, pero en fin modismos del idioma supongo y como no soy lingüista me quedaré con la duda) poder secuestrar alguno de un centro comercial... si conocen de un lugar donde secuestrar a un duende sea fácil me informan ¿vale?