diciembre 06, 2009

Caricaturas lindas 2da parte

Se que les prometí que en esta entrega me dedicaría a caricaturas violentas, pero rascando en el baúl de los recuerdos y con ayuda de youtube, les traigo más caricaturas tiernas, en serio, la tele comercial estaba llena de un delicado balance entre sangre, muerte y destrucción y la ternurita de los animalitos peluditos y esponjosos (no, no voy a poner a los Ositos Cariñositos ni a Rosita Fresita ni a Rainbow Brite ni a Mi Pequeño Pony, pese a que tuve al menos un juguete de cada uno de ellos).

Por alguna razón que ignoro, en los 80´s y todavía en los 90´s a México y su tele abierta llegaban caricaturas de muchas partes del mundo, no solo gringas y japonesas, de hecho el mercado español y francés tenia una gran audiencia, en general eran caricaturas con poca o nula violencia y ya fuese con un mensaje o9 moraleja o simplemente eran lindas. Muchas de esas caricaturas eran una coproducción con Japón (hay que aceptarlo, desde hace años la industria de la animación, digamos tradicional, la lidera el país nipón) así que teníamos historias lindas, personajes lindos y grandes animaciones para llenar las mentes de los niños, que como en mi caso, teníamos mucho tiempo libre, lo sabíamos administrar y en general nuestros padres no creían que nos condenaríamos por toda la eternidad si veíamos como animalios felpudos color rosa hablaban. Así que preparen la insulina porque hoy no solo será lindo, será empalogasamente peligroso.

Empecemos por una que me gustaba mucho, sacaron un álbum (de Panini) e intenté con el nulo dinero que me daban en casa llenarlo (afortunadamente tenia amigas ricas que compraban las cajas y me regalaban sobres), fue así como casi llené ese album (me faltaron como 4 de las transparentes y otras tantas de tipo holograma) me faltaron las verdaderamente raras, pero al ser una persona que no obtenia recursos, pues lo consideré un gran logro. Esa caricaura se llamaba "Moondreamers" y eran algo así como vigilantes/creadores de los sueños lindos, era interesante porque, desconozco la razón, casi todos los personajes (buenos o malos) tenian un nombre medianamente relacionado con constelaciones o cursi que obviaba su labor dentro de la caricatura (algo muy común en las caricaturas de los 80´s). No estoy segura si era de origen gringo o frances, pues las intros que he encontrado tienen el nombre en frances y la canción en ingles, lo que si les aseguro es que cantaban, así es una caricatura musical.




Otra caricatura linda, linda era "Popples" (sí, con doble "p") eran una especie de sacos peludos animados con orejas en forma de corazón, que eran como amigos de una niña y que al ser sacos, pues parecias bolsas felpudas, pero al ser animalitos era igual de felpudos pero podian sacar cosas de su bolsas, algó así como el Capitán Cavernicola pero más increible, porque las bolsas esas eran, calculo yo, como de máximo 30cm. y el Capiatán yo creo que si media la menos 1metro. En fin No recuerdo la trama de la caricatura, nisi habia buenos o malos o egoistas o algo así, pero eran lindos, cursis, buenos y también tuvieron album (de Panini) que obviamente junte, casi por completo con la misma táctica que con el de "Moondreamers".




Y luego se preguntán porque está generación tiene gustos por cosas grotescas, "Mi Monstruito" es una de esas caricaturas donde querian desarrollar la tesis de que ser bueno o malo es decición priopia y no del ambiente (claro que no en una idea tan clara como aquí la escribí) el protagonista es un monstruo azul con dientes grandes y cuernos, si no me falla la memoria era como de la dimención/universo/realidad o como sea de los monstruos (no, nada que ver con Monster Inc.) y pues los habitantes de ese lugar tenian como misión asustar a los pobres humanos, de preferencia a los niños, pero el protagonista era más bien buena onda y queria divertirse y no asustar, así que pues adoptó (o se dejó adoptar) por un par de niños y así pasan las aventuras.








En fin, basta por hoy de peluches animados, mi azúcar me matará si sigo así. Ojalá esto les ayudara a recordar un poco o un mucho de la infancia que dejamos atras y que en mi caso gusta de regresar con muchos ímpetus en diciembre (ya sabes regalos, santa, cena, familia y demás tradiciones que sigo, creo y en la mayor parte de los casos conozco su origen y significado)