marzo 30, 2009

Complejidades sociales de una boda

A estas alturas, el vestido esta seleccionado, el salón seleccionado, la gente esta siendo avisada de manera informal y solo debo esperar a que la iglesia abra el tiempo para pedir la fecha de la misa, el resto de los detalles irán saliendo poco a poco y aquí es donde las verdaderas complicaciones empiezan. No, no es el ahorrar para pagar por todo lo anterior, no, tampoco es el pasearte por enemil salones y provedores del servicio, el problema no es el dinero ni los objetos, es, como siempre, la gente. Como saben en este lindo país estamos llenos de tradiciones y costumbres que yo considero más bien inútiles pero que en algunos momentos de la vida cobran una importancia insospechada y son esos momentos cuando uno necesita tener a la mano el manual de la buenas costumbres de Carreño ¿por que? bueno para quedar mal con todos pero a sabiendas que lo hiciste con etiqueta.

En una boda religiosa debe haber, a la fuerza, dama de honor, padrino/madrina de velación, lazo, argollas, arras, quien entregue a la novia y yap... el resto es parafernalia para que se vea chic y aquí empiezan los problemas porque no falta la amiga que se va a sentir si no está en el cortejo de damas de honor, la tía que quiere ser madrina de lazo, el tío que de las arras, el hermano de velo, etc... son decisiones que son complicadas, no tanto por los novios (la pareja en términos generales sabe a quien quiere cerca, a quien quiere lejos y a quien no quiere de plano) pero sí por los egos de la gente que les rodea.

Después de la ceremonia religiosa se pasa a la fiesta, esa fiesta a la que muchos van a criticar por cara o por barata, por mucha gente o por poca gente y en donde desde meses atrás hay problemas ¿a quién se va a invitar? igual que con la ceremonia religiosa muchos se sienten con la obligación de ser invitados por motivos que solo para ellos son válidos (la regla que leí por ahí es ¿lo has visto en el último año?¿te invitó a su boda? ¿llevan mucho tiempo conociéndose? ¿se lleva bien con los otros invitados?) obvio para la mamá es de vital importancia que la tía perengana asista, sí esa tía a la que viste una vez y que te cayó en la punta del hígado pero que resultó ser un gran apoyo en los peores momentos de la adolescencia de tu madre; sigamos con los invitados, no faltan tus dos grandes amigos los cuales sí son indispensables pero que no se pueden ver ni en pintura y que para colmo forman parte del mismo circulo de amigos, tampoco podemos olvidar a los divorciados, ¿que hacer con esa pareja que no se mata porque viven de lado a lado de la ciudad pero que son importantes en tu vida ¿osea haces una mesa para los no deseados? (nota mental, eso puede ser una bueno idea).

Como verán, la aventura del matrimonio inicia mucho antes de la ceremonia y creo que es de las primeras pruebas como pareja que formará una nueva familia ¿que hacer con las viejas familias?