abril 16, 2013

Arleth de la Garza 22


Febrero, 2013:

Soledad y vacío, solo eso siento en mi... que agradable. Desde que bebí de ti, ángel caído, no lo sentía y pensé que era bueno, luego mi sangre fue infestada con la sangre de ese demonio... y ahora no hay nada, se siente bien, no tener a nadie en el corazón, recorrer mi camino en solitario, acompañada de la Luna, el viento y lo que la Divinidad desee mostrarme.

Fui tan ciega, pensé que para que mi sangre sintiera pasión debía seguirla, y así es, pero también dejé de lado, que la pasión puede llevarme al fango y el no brillar no va conmigo.

Lo he dicho, mi sangre es noble entre la noble, nací y morí para gobernar y regir, para ejercer el poder, para ser deseada por todos, poseída por nadie.

"I will have one mistress here... and no master".

Los Invictus me han brindado su apoyo, faltan los Cartianos y los Dragones. La Lanza es mía y el Círculo es una nulidad... aún así deberé hablar con la dama Hazek. Yo no camino sola, he forjado alianzas a lo largo de estos meses, me reconocen como su príncipe y así será.

Por otro lado... te extrañaré, cuando ya no estés más en la noche eterna en la que camino, cuando mi mano sea la que ejecuté el golpe final, cuando tu Requiem acabe para mi, ejerciendo el poder que tanto deseaste y que jamás será tuyo.

No hay comentarios: