abril 16, 2013

Arleth de la Garza 16


Diciembre 15, 2012

Huey Tonantzin, Tonantzin, Huey Tonantzin!
Tlazocamati
Moyollocatzin
Tonantzin
¡Huey Tonantzin, Tonantzin, Huey Tonantzin!

Los cantos de ese día en la Villa siguen en mi mente... ángel caído, tu dolor es mi dolor... pero como has dicho y como mi respetado Amadeo me ha hecho ver, no soy una prncesita, soy un PRÍNCIPE y como tal debo comportarme. Fui humillada y engañada, la vida de ese adorador de demonio lavó esa afrenta, pero el resto de ellos siguen ahí y buscaré debajo de cada piedra para encontrarlos y destruirlos.

Sobre el pequeño dragón que cometió la indiscreción... deberé pensar mucho su situación, él rompió la primer tradición, develó nuestra naturaleza a un humano, pero dice que puede resolverlo -yo lo dudo- sea como sea y pensando en lo que pasa en la ciudad le he dicho que tiene hasta la siguiente reunión para resolver ese asunto, de lo contrario su requiem terminará por mi mano y una vez más seré un agente de destrucción y no de creación,,, Dios mio, esa es tu Voluntad y la seguiré, ya no me pesará el camino en el que me has puesto.

Debo empezar a preparar mi espíritu para lo que viene si mi sangre, la sangre Garza, correrá por nuevas venas... se que será un buen candidato, se que la inmortalidad será bien recibida por él... espero me perdone.

No hay comentarios: