enero 03, 2009

Ya puedo contarlo

Pues bien, después de convencer a Olocoon de que el mundo no cambiara su eje de rotación solo porque lo publique en facebook y en este rincón de esparcimiento me ha autorizado a decirlo:
Me caso... bueno para ser más correcta nos casamos, así es mis queridos lectores y fans, el buen hombre se ha llevndo de valor y decisión y me dio el tan esperado anillo.

Creo que mi familia lo esperaba más que la de él, cuando mi padre se entero me felicitó, lo felicito (le dijo que se había ganado la lotería) nos brindo todo su apoyo y hubo más felicitaciones, cuando mi tía se enteró su reacción fue más o menos parecida pero menos entusiasta; pero cuando la madre de mi querido Olocoon se entero solo atinó a decir: ¿Que les ha dado a todos por casarse?, no hubo emotividad ni cosas similares, ¿será que cree que tendrá que pagar algo?.

En fin ya lo dije, por mi hubiera sido antes, llevamos 8 años juntos y es algo de lo que el mundo debe ser participe, esos amigos que nos han apoyado, aguantado, querido y demás. Gracias a todos ellos por compartir esa etapa de nuestras vidas, ahora solo queda esperar que sigan con nosotros en lo que viene.

Para los interesados y curiosos: no, todavía no hay fecha exacta, estamos apenes viendo que tipo de boda será, cuantos y quienes irán y donde viviremos (mi casa no es opción, muchas cosas de otra vida que no quiero en esta nueva y su depa tampoco, es muy chico para los dos)...

La verdad estoy muy feliz, es el gran paso pero debo aceptar que un miedillo empieza a recorrerme, miedo a dejar atrás cosas que yo considero tan propias y tan íntimas como mi cuarto y su intimidad, miedo a que la historia de mi familia se repita, miedo a que la historia de su familia se repita... en fin tantas cosas pasan por mi cabecilla en estos momentos que no hay mucho tiempo para escuchar que el corazón dice: No worry be happy!