diciembre 07, 2010

¿Cambio de rumbo o nuevo blog?

Querido blog, cuando te inicie no tenia pensado que fueras muy serio, deseaba para ti alegria y que esparcieras un poco de lo muy poco que se de varias areas de conocimiento (muchas de ellas podrian ser llamadas poco útiles, pero a mi me gustan) la cuestión es que esta año que está por culminar me ha dejado enseñanzas muy duras que afortunadamente no fueron de trancazo y tuve tiempo de asimilar, una de ellas fue que si no me muevo yo y empiezo a reunir mis fuerzas la carrera que tanto me choca pero de la que tanto he aprendido no servira para mucho, se me ha sugerido que use este medio para, de alguna forma, ir creando proyectos personales y grupales que ayuden al humanismo tan abandonado en este país y aquí es donde surge la duda ¿debo cambiarte a ser mas serio y formal dejando de lado tu idea de origen o mejor crear un espacio que empice serio y formal y dejar que tu sigas siendo feliz y libre como hasta ahora?


Esto lo pensaré y me daré de tiempo hasta que termine el año, así iniciando el 2011 algo deberá haberse movido.


Te quiero blog

2 comentarios:

Blanca dijo...

Si me permites una sugerencia: Este bebé que tienes déjalo tal cual es su naturaleza, libre y feliz.

Y es que al empezar un nuevo espacio serio y formal, te hará falta el otro para hablar de las mil y un cosas que quizá no parezcan tan importantes; pero que tanto te gustan.

Javier dijo...

Pues yo opino que. Escribir ya implica en sí un esfuerzo considerable al obligarnos a darle un sentido y una coherencia a lo que pensamos y volverlo palabras que los demás entiendan. Así que todo lo que quieras decir puede ser tan libre como lo desees.
Lo escencial para mi es la oportunidad de leer como percive el mundo otra persona y eso es lo que nos hace únicos y es la verdadera aportación de los espacios en la red. Nos permiten conocer la vida a través de otras personas.
Con las que a la larga nos identificamos, aunque podamos diferir. Y así tener un@ amig@; en alguna parte del mundo con quien compartimos un poco de la magia de la vida.