diciembre 14, 2009

Navidad es igual a infancia

Así es, soy mega fan de la Navidad, todo lo relacionado con ella, desde lo más frivolo hasta lo más profundo. Desde que tengo memoria mi padre incluia toda la familia desde la decoración hasta la preparaciónd elimentos, regalos y lo más importante y la caus de la celebración: celebrar el naciemiento de Jesús.

Todo empezaba con una fiesta con sus excompañeros de la secú, dejabamos la casa impecable, de pe a pa limpieza a mega fondo, despúes de la fiesta volviamos a arreglar y todo listo para empezar a poner el árbol, repito, todos teniamos trabajo que hacer y supongo que el hecho de incluirnos desde pequeños me dio un sentido no solo de pertenencia a una familia sino el sentirme extrañamente feliz este mes (lo que muchos de los que me conocen no creere, tal vez me veo muy greench el fin de año), nos daba una franelita a mi hermano y a mi y a limpiar esferas de vidrio con mucho mucho cuidado, el saldo: tengo cajas de esferas que tienen los mismo años que la casa algunas de ellas completas, otras no tanto, pero estoy segura que si sumo todas las sobrevivientes serán unas 8, Mientras limpiabamos esferas mi pa checaba las series, corregia foquitos fundidos, etc... Karen y mi se ponain a decorar el resto de la casa con moños, colgijes, monos etc... lo que tuvieramos y más, todo a ritmo de dieversos ritmos desde los más poperos, pasando por los tradicionales y siguiendo con las grandes bandas (y no son las bandas norteñas) que hasta la fecha es lo único que si me da dolores de cabeza de esos recuerdos.

Árbol puesto, adornos listos, momento de ir a compar regalos y envolverlos, me encataba esa parte, me encanta envolver regalos, siento que son pequeñas gotas de ilusión y de sorpresa, no importa si el objeto es chico, mediano, grande o amorfo, le encontraré la forma correcta de envoltorio, para esos momentos ya estamos a dias de el gran dia, así que teniamos que empezar a ver lo de la cena, era un menú constante dependiendo de la cantidad de gente (sopa de hongo, romeritos, pavo o pierna, spaguetti, ensalda de manzana y como postre flan), aunque usualmente no pasabamos de 6, mi pa, mi ma, Karen, Luis, mi abue y yo; el 23 la casa ya era de locos entre los regalos, las cosas de la cena y los nervios pues todo debia estar listo para el 24 antes de la misa para la cual nos arreglabamos y muchos, todos muy guapos siempre.

Después de misa de regreso a la casa a poner la mesa y meter al horno lo que necesitara ser calentado, se llevaba todo a la mesa y empezabamos con las oraciones, agradecimientos y abrazos, solo hasta entonces cenábamos. Después de la cena los regalos y convivir, mi abuelita núnca fallo en darnos chocolates y sin importar cuanta crisis hubiera, cuanto se hubiera devaluado el peso en casa siemopre habia mucha comida y muchos regalos, siempre no se como le hacia mi apá, pero solo hay una Navidad que fue menos alegre, pero esa es otra historia. Como a las 2 o 3 am a dormir y esperar a Santa...mi hermano y yo no dormiamos, ¿cómo hacerlo? digo santa nos traeria un montón de chucherias, no siempre eran exactamente lo pedido pero siempre era lo que nos divertia.

En serio, ahora que ya tengo veintitantos, estoy casada y parece que mi Navidad será solo mi esposo y yo me siento tan emocionada, pero soy sincera, extraño el sentimiento infantil de estas épocas, mi cinismo ironia, neurosis y demás defectos de caracter se ven opcados por el hecho de que me siento tan feliz decorando, envolviendo, cocinando y rezando.

Será rara esta Navidad, hace años que no la paso en mi casa, hace años que no ceno en ella y se sentira extraño, seremos solo dos, pero seremos dos que estamos tan felices de estar juntos.

La Navidad es la onda no importa cuantos greench conozca, disfrutaré cada día de estos poco menos 12 días de Navidad.

1 comentario:

Liander dijo...

Tu lo haz dicho: somos 2, pero felices de estar juntos