diciembre 14, 2008

Quiero escribir pero me sale espuma

Sí, copié el titulo del segundo libro de mi tío ¿y? ¿so fuking what? la cosa es que la anécdota es simple... realmente es mi deseo hacer una entrada, al menos, cada semana, pero mi pobre y atrofiada imaginación (nunca, pero nunca tomen una clase que se llame "Subdesarrollo y Dependencia") no da para mucho, de hecho hacer cada entrada se va convirtiendo en un suplicio y más cuando veo la calidad de las de ustedes mi pocos seguidores... digo, se toman unos minutos de su vida para leerme y la neta creo que no es la calidad que se merecen, mi único consuelo es que hago esto con aprecio por ustedes.

Espero sepan comprender a esta blogera que tiene todo el entusiasmo, pero una carrera que se quedó en los ´60 le ha matado el duende de la creatividad, espero después de estas navidades (¿por qué navidades?, según yo solo hay una, pero en fin modismos del idioma supongo y como no soy lingüista me quedaré con la duda) poder secuestrar alguno de un centro comercial... si conocen de un lugar donde secuestrar a un duende sea fácil me informan ¿vale?

1 comentario:

Oderfla dijo...

A ver, Odile, querida desconocida mía del otro lado del Atlántico, en la última semana escribiste ocho entradas, nada menos, tantas que a mí no me fue posibles leerlas todas :)

Dices "al menos una" y escribiste ocho. Bueno, pues si no escribieras ninguna en siete semanas cumplirías la media ;)

No detecto en tu escrito demasiada deseperación. Tu sentido del humor la mitiga, al menos. Bendito sentido del humor. Los que lo tenemos en cualquier circunstancia, tenemos un tesoro.

Pero, bien, yo creo que tampoco debe de ser este un asunto que te traiga preocupadísima, como mínimo no debería serlo. No obstante, hablemos de él.

A mí, el aspecto recíproco de los blogs (yo te comento, tú me comentas) no me gusta. Vamos, que no te compares. Tú escribes, algunos te leemos porque nos entretiene. Si además tenemos blogs o no, tanto da. Según lo veo yo.

La regularidad: no es importante. Esto es un blog. Es gratis, no te pagan, no hay compromiso, incluso tiene un botón de autodestrucción accionable en cualquier momento (no lo pulses).

Total, que no creas que tienes que mantener ni nivel, ni regularidad... Esto es SOLAMENTE un ejercicio CATÁRTICO y, en mucha menor medida, de relación con los demás (el "compartir" que aparece en tu blog). No obstante, el segundo aspecto, según yo lo veo, es muy secundario; debería predominar mucho el primero.

En tus venas corre el gusanillo de la escritura: un blog es un buen sitio para sacarlo a pasear. Pero cuando te lo pida, sin agobios.

Personalmente, a mí me gusta leerte porque escribes, con gracia y coherencia, sobre tu vida, una vida que creo que es la de una buena persona, y que, como es muy distinta a la mía, me permite aprender muchas cosas.

¡FELIZ NAVIDAD, ODILE!

:)