noviembre 25, 2008

Salad Fingers

Finales en puerta, o lo q es lo mismo: escribir, escribir y escribir hasta q se me cansen los dedos, se acebe la tinta de mi pobre impresora (si claro, como si en el trabajo no fuese a imprimirlos) y el cerebro se escurra por las orejas....ñaaaaa, hasta creen.

Pero lo interesante de estos trabajos es lo q uno aprende de los compañeros con quien uno trabajo (ya saben trabajos en equipo) y lo q hoy conocí ha sido de lo más, grotesco q he visto en un buen tiempo.

Les presento a Salad Fingers disfrutenlo, y cada vez q vean un objeto oxidado piensan en él.

3 comentarios:

Liander dijo...

Ciertamente es asqueroso... aunque debe ser interesante saber los detalles mas a fondo, acerca de cómo te topaste con un engendro así

Jvr dijo...

No manches el episodio dos está genial!!!! jajaja

Oderfla dijo...

Impresionante. Anonadado me quedé. Supera con creces al movimiento gótico en su conjunto.