marzo 15, 2009

Intoxicación filmica

Hace muchos meses que no me aplicaba a ver cine del bueno (y dije del bueno no del clásico) pero los caminos del Señor son torcidos y quien soy yo simple mortal para oponerme a ellos.

Todo empezó la semana pasada cuando en casa de una amiga estábamos Olocoon, mi amiga, su dos hijos (hijo e hija) y yo estábamos entre ver "V for Vendetta" o "Batman Returns" después del speech con 55 palabras con "V" decidimos que por bien de la más pequeña (la hija de mi amiga) veríamos Batman... el problema es que yo no había visto "V" (ni leído el comic, shame on me, pero eso lo remedio esta semana) y la curiosidad empezó a hacer estrago en mi; finalmente el viernes el Señor me llevó a conocida tienda de música cuya sucursal está en Galerías Insurgentes -les voy a confesar un pecadillo mio, un placer culpable: me encanta Jesucristo Superestrella, tengo dos LP y moría por el CD de cuando fue la puesta en México con Erik Rubín, así que por eso debía ir a esa tienda- después de casi 8 años me pude hacer de mi CD y vagando en los pasillos Olocoon fijó sus ojos en la colección completa de Harry el Sucio y yo en la buena película del enmascarado recitador de Guy Fawkes. Llegamos a casa de mi amiga (si otra vez) y nos pusimos a ver "V" después cenamos y empezamos a ver "Magnum 44" debo admitir que el cansancio nos ganó y caímos rendidos, al día siguiente (osea ayer) decidimos no prolongar más la espera: iríamos a ver "Watchmen"; mi amiga y su hija debían ir a ver a la abuela, el chamaco decidió acompañarnos, en taquilla nos enteramos que la peli solo era para mayores de 18 años y el chamaco tiene 17... pasó sin problemas mostrando su permiso (que no licencia) para conducir; no reseñaré la película (veanla, verdaderamente veanla) solo puedo decirles: ¡¡¡¡QUE PINCHE PELÍCULA TAN RECONDENADAMENTE BUENA!!!! osea casi me pongo de pie a aplaudir (afotunadamente el chamaco nos ahorro la pena a mi y a mi novio.

Moraleja: Vean la película, es la onda, la neta del planeta y la verdad me quedé con ganas de patearle las bolas a Ozimandias (no más por puto y tener una mascota tan ridícula)

No hay comentarios: