enero 06, 2009

Apologia a la intolerancia

Esta noche me puse a husmear en los comentarios de otros blogs (es una especie de vouyerismo pero sin los problemas legales que puede ocasionar) y llegué a los comentarios de Generación Y (el blog escrito desde Cuba por una chica que no quiere del todo al régimen) y lo que ahí he leído me ha dejado fría, verdaderamente helada, soy una persona que en términos generales desprecia la violencia y que aunque veo feo a los que considero ignorantes no ando por ahí matando a las chicas totalmente Palacio por ser diferentes a mi y me considero una orgullosa capitalista (y según compañeros de carrera también facista e imperialista).

En este mi orgullo creo firmemente que cada ser humano en este planeta tiene las mismas oportunidades de existir que yo, sin importar que tan feo, idiota, banal, retrograda sea, es decir todos estamos en el mismo planeta atados más o menos al mismo destino. El mundo es muy pequeño y conforme pasa el tiempo se hará más para que nos andemos matando por cosas como si el rosa está de moda y si mi dios se llama Yaveh o Alá (o Kitti). Y bajo esa premisa debo decir que la diversidad es la onda, me causa sorpresa no saber hasta donde se puede llegar...

Y en mi vouyerismo aprendí algo, Fidel (Castro) es como Darth Vader (pero sin el estilo y la Fuerza) pues cree que si todos piensan como él las guerras se terminaran y así la miseria humana dejara de existir, todo bajo el mando benévolo de su poder y palabra y verdad... saben creo que él y Bush se parecen más de lo que a Stalin le hubiera gustado.

1 comentario:

Oderfla dijo...

No te engañes, Odile. No se parecen en nada. Bush es un gobernante democráticamente elegido que tras sus mandatos de 4+4 años se va a su casita. Nada que ver. Ya me gustaría a mí que en España los presidentes solo tuviéramos que aguantarlos 8 años. Ese es una de los más importantes aciertos de la democracia estadounidense.